diumenge, 25 de maig de 2008

Titanic

Los acontecimientos que últimamente se están desarrollando en el Partido Popular pronostican una escisión en toda regla acompañada de un trasvase de militantes y votantes de dicho partido a otras formaciones.

Efectivamente, queda demostrado que cohabitan dos grandes visiones de España dentro del PP: una más centrista, moderna y tolerante y otra ubicada más hacia la derecha, menos moderna y poco –o nada- tolerante. Si bien ambas han podido permanecer unidas en un frente común, la posibilidad de acercamiento a partidos nacionalistas como en su día hizo Aznar ha abierto la caja de los truenos y ha servido en bandeja la excusa a un sector intolerante que rechaza mover ni un ápice la estrategia con dichos partidos.

Dicho sector ha preferido mostrar públicamente las vergüenzas y conducir al partido a una situación insostenible que pasará factura de forma clara y evidente en las próximas elecciones al parlamento vasco.

Las dimisiones de dirigentes y personas destacadas generan confusión entre las bases incrementando el conflicto interno y las disputas intestinas.

Las manifestaciones orquestadas frente a las sedes populares con insultos hacia Rajoy y Gallardón han circulado por todas las cadenas de televisión y los medios que hasta ahora los apoyaban se han convertido en los más hostiles.

La sensación de guerra abierta se hace evidente cada día que pasa.

El PP, en estos momentos, se asemeja al Titanic tras la colisión con el iceberg. Se mantuvo a flote un buen rato, pudieron lanzar mensajes de socorro y se intentó evacuar a la tripulación, pero el final es por todos conocido: la mayoría de los tripulantes murieron por que no se había previsto la situación con antelación, los barcos que acudieron al rescate llegaron tarde y solo recogieron a unos pocos supervivientes y el buque, partiéndose previamente en dos, se hundió irremisiblemente.

Y a todo esto, Rosa Díez con su UpyD se frota las manos para recoger en Eskadi el fruto del fracaso del PP.

Requiescam in peace

1 comentari:

abel ha dit...

Es normal, despres de tenir amb tensió la politica estatal 4 anys, que el fracas i la manipulació constant passi factura.

Pero lo curios del cas es que la maxima del PP era que "ESPAÑA SE ROMPE", i de fet el que es trenca en 2 es el PP.

P.D.

Tant sols espero que el lider que surti del seu congres tingui visió d´estat, perque sino aixo no es bo per ningu.