diumenge, 18 de maig de 2008

El análisis de Enric Sopena


Aseguraba el editorial de El Mundo de ayer que a María San Gil –la santita de los ultramontanos- le están haciendo “luz de gas”, “con el fin de que la víctima se sienta culpable”. ¿Víctima San Gil? ¡Qué infinita capacidad la de ciertos periodistas -especializados desde hace mucho tiempo en conspiraciones varias- para darle la vuelta a los argumentos! Habrá que subrayar una vez más que este Mundo es, con frecuencia, y de forma deliberada el mundo al revés.

1 comentari:

Joan Font Gasulla ha dit...

Ernest,gràcies a tu i l'Artur Gual pel detall de venir a la inaguració de la nostra nova seu social.