dissabte, 3 de maig de 2008

Duelo a muerte en OK corral…

Andan las aguas más que revueltas en la Casa Popular. Pese a los gestos del 2 de Mayo, se mantienen las espadas en alto y se lanzan puyas a diestro y siniestro para intentar mantener a raya a los rivales.

Y es que todo ha de medirse con la vara del relevo al no-lider Rajoy que últimamente anda despistado analizando la paja en ojo ajeno –la posible marcha de Taguas- y no ve viga en el propio –la huida de Zaplana a Telefónica-. A todo esto, la lideresa mantiene un pulso más que evidente con los ahora primeras espadas del partido.

Y es que a Camps se le nota mucho que quiere figurar. Tanto es así que, por un lado se abraza al Conseller de economía catalán Castells para un pacto económico con Catalunya y desgastar al gobierno de Zapatero como presenta recurso contra el decreto de cesión de recursos hídricos a Catalunya del gobierno, el mismo que apoyo el PP. Se le nota que quiere ser el foco de la noticia.

Y esto no le agrada a doña Cuaresma. Y contraataca.

Que le preguntan sobre la aplicación del contrato ful para inmigrantes del gobierno Valenciano: Que dice que no, que no va con ella eso de los contratos, que lo importante es conocer la ley. Y los obispos la apoyan, toma ya.

Que ahora piden primarias en su partido para elegir el Moisés que los llevará a la tierra prometida: pues por boca del secretario general del PP en Madrid, Francisco Granados, digo que no y punto en boca. Para que elegir líder si ella es la idónea…

Y Gallardón mudo. Tras Rajoy, en posición de salida.

Y en Catalunya no están mucho mejor. Los tres candidatos andan a la greña en un estira y afloja que puede causar bajas colaterales, bueno, de hecho está causando ya. La falta de democracia interna y la poca transparencia hace que "dimitan" a los cargos que públicamente apoyen a candidaturas diferentes a la de Albertito Fernandez Díaz, hermano del diputado del sector duro y vinculado políticamente al clan Acebes, Zaplana y defensor a ultranza de la lideresa Esperanza.

Y esto no ha hecho más que empezar.

La ñoñez de la candidata y futura disidente Nebreda hizo manifestar públicamente su voluntad de no pactar con ninguna de las otras candidaturas por lo que ha perdido cualquier tipo de valor estratégico que hubiese podido tener. Ahora solo resta saber quien será el que la cortará la cabeza (Albertito o Sirera). A ella y a sus adláteres.

Bueno, yo estoy seguro que Albertito porque cereza (Sirera) va dando tumbos sin ton ni son y carece de apoyos, o eso parece…

Y a todo esto, Rosa Díez, la gran triunfadora de las pasadas elecciones generales, frotándose las manos y evaluando la mejor estrategia posible para recoger el voto de los miles de españoles que después de votar al PP ven como este va a la deriva sin líder, en una lucha intestina en la que, al final, habrán más cadáveres políticos que diputados tienen en Catalunya (bueno esto último no es muy difícil).

En UpyD empiezan a señalar a los posibles candidatos a ingresar en su partido y que han de conseguir que éste se extienda como mancha de aceite, sobre todo en el Euskadi, Madrid y Catalunya. Y les ponen ya la alfombra roja, perdón, azul.


Desde Requena (Valencia).

2 comentaris:

abel ha dit...

Acebes, nueva victima del duelo,
pero no pasa nada siempre puede ir a telefonica

socialistaparalalibertad ha dit...

Creo que con la marcha de Acebes, los sectores más "progresistas", del PP (si es que hay ), deben estar más tranquilos, pensando que con estas "deserciones", el partido podrá contar con el electorado centrista que les pueda llevar de nuevo al poder.
Lo que yo temo es que sea una estrategia, del ala más derechista, para tirarse al cuello de Mariano Rajoy en el cogreso de su partido, que le fuerze a recuperar a alguna que otra figura aznarista, como el ex-ministro Mayor Oreja, actual eurodiputado.
Es muy sospechos que el propio ex-presidente Aznar, mantenga silencio, dentro de su propio partido y ultimamente ni siquiera hable desde las FAES, y que sus aliados opinen desde el púlpito de la COPE.
Es posible que en breve se abra la "caja de pandora".
Cuidado con el PP-Aznarista, puede dar una sorpresa y pueden volver los tambores de guerra.