dimarts, 29 de gener de 2008

La estrategia de los tribunales.

El PP ha mantenido una actitud beligerante con el Gobierno, criticando todas y cada una de sus acciones, sin voluntad de diálogo y planteando los temas desde el desafío, la disputa permanente y la crispación. Nunca ha habido intención de llegar a un acuerdo.

El PP ha sido un mal perdedor.

Denuncias en tribunales y recursos a las leyes más progresistas de los últimos años en la busqueda de nuevos elementos de crispación para mantener en tensión a sus legiones. La estrategia de los tribunales les ha llevado a pervertir las funciones de los más altos tribunales con intenciones partidistas y torticeras.

Ya les llegó la primera fase del hundimiento de su mascarada cuando el tribunal del 11-M descartó la participación de ETA. Y eso que el Presidente "era de los suyos".

Y ahora viene la segunda:
El Constitucional desestima el recurso del PP contra la Ley de Igualdad, aquella que establece la paridad en las listas. Tal y como ha dicho la secretaria de Igualdad del PSOE, Maribel Montaño, representa "La derrota del machismo latente del PP".

Y aún han de llegar más....