dijous, 14 d’agost de 2008

Lo dice el New York Times

The Spanish economy eked out 0.1 percent growth in the second quarter, its slowest rate since a deep recession after the 1992 Barcelona Olympics. A collapse in construction and real estate, combined with higher interest rates and expensive energy, is rapidly draining purchasing power in Spain, and most economists expect a recession this year.

La economía española ha tenido una tasa de crecimiento del 0,1 por ciento en el segundo trimestre, la más baja desde la profunda recesión ocurrida tras los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992. El colapso de la construcción y bienes raíces, combinado con altas tasas de interés y una energía muy costosa, está drenando rápidamente el poder adquisitivo en España lo que comportará, segun la mayoría de los economistas, una recesión para este año.

Leer el artículo entero