dimarts, 2 d’octubre de 2007

Mala pata...


Esta mañana mientras corría por el paseo marítimo del Masnou una piedra oculta entre la arena de la riera ha conseguido derribarme. He besado la arena.

Lo que en un principio parecía un simple esguince se ha convertido en una rotura de peroné en toda regla...

Ay que dolor!!!!