dimarts, 28 d’agost de 2007

Exorcitzant els dimonis del franquisme

El prestigiós diari Financial Times va publicar el passat cap de setmana un molt dur editorial contra el PP. L’article titulat “Exorcise the demons of Francoist Spain” i signat per David Gardner, afirma que els espanyols, que han alimentat el seu ascens democràtic amb valor i entusiasme, imaginació i orgull civil mereixen millors coses dels seus líders. Diu que els espanyols necessiten una dreta moderna, que contempli, d’una vegada per totes, a Espanya com una empresa comuna.

Aquest editorial acusa els populars de no practicar “joc net” en el tema del terrorisme així com d’intentar reviure la visceral expressió de les “dues Espanyes” de la Guerra Civil en benefici propi. Això, segons l’editorial, és una qüestió de mala fe i mal perdre. Així diu que aquest embrutiment de la política sembla ser una qüestió de mala fe i mal perdre ja que des de els atemptats de Madrid en els que van perdre la vida 191 persones, el PP no ha parat de llençar acusacions que no es va jugar net, en un intent, estrident, encara que confús, d’impugnar la legitimitat del govern i de l’electorat.

Diu que en aquest atemptat no només han insistit en que els terroristes bascos hi havia intervingut sino que han intentat introduir proves falses per inculpar-los.
Aquests editorial parla també de l’hostilitat amb que, des dels sectors més conservadors vinculats al Partit Popular, han estat tractades dues lleis polèmiques com son la de la Memòria històrica i la de l’Educació per a la Ciutadania.


Vull recordar-vos el meu post titulat “Lecturas de Verano (II)” on exposo el contingut del llibre titulat “Informe sobre la democracia en España / 2007” editat per la “Fundación Alternativas” on parla sobre l’estratègia de las crispació emprada pel PP.

Aquest article estat basat en un publicat per José María Garrido a El Plural.

1 comentari:

Mentalmente Exiliado ha dit...

Hola:
Supongo que eres consciente de que los artículos y los informes son escritos por determinadas personas que trabajan para determinadas empresas, y que, detrás de esas empresas hay unos dueños con unos intereses, a veces económicos, otras ideológicos y otras, ambos.
Por lo tanto, lo que mencionas tiene la validez que tú o yo o quien sea le quiera dar... ni más ni menos.

En cuanto al comentario que has dejado en El Último Liberal Palentino en el que defiendes el Estatuto Catalán con el argumento de que "como puedes ver, a estas alturas no ha roto España como profetizaban desde tu partido"; decirte que, viniendo de una persona ya bastante adulta, es muy infantil. Las rupturas se planean a medio-largo plazo, y eso es lo que ha hecho siempre el nacionalismo-independentista en cualquier lugar. El actual estatuto es un acto más de erosión del Estado, de la unidad en España, y, sólo con leerlo y sin saber derecho, se da cuenta uno de hasta qué punto es anticonstitucional desde el mismo preámbulo.
Defiendes el Estatuto (actitud legítima) porque, como buen miembro de la izquierda actual española, respondes al toque de corneta que interese en cada momento. Punto.

Y algo más, esto:
"Me alegro de ser yo, un catalán, quien te diga la verdad de algunas cosas, a ver si así espavilas de una vez:"
lo único que indica es que tu soberbia tampoco has conseguido curarla con la experiencia de tu ya largaguita vida.

Conclusión:

Criticar es un buen ejercicio, y precísamente criticar a lo que más se quiere es algo sanísimo. Empezando por uno mismo, porque la autocrítica también es necesaria. Por tanto, no confundas criticar algo de Cataluña con no quererla.

Las peores cadenas son las que nosotros mismos nos ponemos. Y sabemos hacerlo bien: se llama ideologización.

Saludos
MMX